6/23/2013

CRONICA DE LA REUNION DEL GRUPO BILDERBERG en 2013

CRONICA DE LA REUNION DEL GRUPO BILDERBERG 2013 en Inglaterra
El sombrío grupo de poderosos políticos y empresarios con agenda global secreta, el Club Bilderberg, ha celebrado una vez más su reunión anual, del 6 al 9 de junio de 2013 en Inglaterra, a 45 kilómetros de Londres, en la localidad de Hertfordshire.
La reunión Bilderberg, donde deciden nuestro futuro en secreto, es un evento anual que se repite sin descanso en diferentes lugares del mundo desde 1954.

Entre los invitados, además del primer ministro británico y el ministro de economía español, están el presidente de Google, Eric Schmidt, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, la directora del FMI, Christine Lagarde, el consejero del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, Henry Kissinger (porque pertenece a la comisión directiva) y el Ministro de Economía británico George Osborne.
Lo que se supo a modo oficial fue que tratarán temas como la guerra cibernética, las últimas investigaciones médicas y el impacto de “la educación online”.
De más está aclarar que la filantropía en esta clase de personas no suele ser el denominador común. Está claro que se dedican a consensuar “agenda” para obtener y potenciar mayor control sobre la humanidad.
El presente artículo incluye un excelente análisis de David Icke, un análisis de JL de mundodesconocido, declaraciones de Alex Jones durante el evento in-situ, otro excelente análisis del argentino Adrian Salbuchi, diversas denuncias de parlamentarios ingleses sobre las sospechosas actividades de estas reuniones secretas, así como la lista de asistentes a dicho evento en 2013.

Mucho se viene escribiendo estos días sobre la 61ª Reunión del Grupo Bilderberg que este año se realiza en Londres. Pero, ¿qué es realmente el Grupo Bilderberg? Bilderberg: ¿Qué quieren realmente? Oficialmente se trata de un grupo de personas muy influyentes que, año a año, se reúnen para mantener “discusiones informales sobre megatendencias y grandes temas mundiales… de naturaleza privada cuyos participantes… pueden tomarse el tiempo para escuchar, reflexionar y comprender.  No existe agenda oficial; no se adoptan resoluciones; no hay votaciones, ni declaraciones…” (sitio oficial http://www.bilderbergmeetings.org).Muchos, sin embargo, creen que Bilderberg es un oscuro grupo que “conspira” para dirigir los destinos de la humanidad.La realidad es que se trata de gente muy rica, excepcionalmente poderosa e influyente que tiene claros objetivos e intereses en común, aunque nadie sabe a ciencia cierta sobre qué discuten detrás de puertas herméticamente cerradas. Claramente, Bilderberg viene despertando creciente interés y expectativa entre la opinión pública mundial.La reunión de este año se lleva a cabo en el superexclusivo The Grove Hotel con su hermosa cancha de golf en Watford, Hertfordshire, a pocas millas del centro de Londres.Desde que se iniciaron estas ‘Reuniones Bilderberg‘ en 1954, siempre eligen hacerlas en exclusivos hoteles que brindan la necesaria seguridad, privacidad y tranquilidad para discutir su siempre secreta agenda.Los amigos de las teorías conspirativas acusan a Bilderberg de todos los males del mundo moderno. En verdad, ello es un poco exagerado pues se tiende a abordar al Grupo Bilderberg como algo aislado cuando en verdad solo cobra revelador significado cuando se lo inserta dentro de la compleja y mucho más vasta trama de la estructura del Poder Real Global que rige nuestro mundo. Esa red de poder está conformada por una multitud de nodos: las corporaciones multinacionales, los bancos transnacionales, los multimedios globales, gobernantes subordinados, entes multilaterales supranacionales como la ONU, el Banco Mundial, el FMI y un verdadero rompecabezas de ‘lobbies’ y agrupaciones públicas y privadas de la más variada índole y calibre: ONG, think-tanks, clubes, logias y sectas, e incluso –¿por qué no, si son parte del poder mundial?– mafias, grupos terroristas, traficantes y otras organizaciones criminales.
Todos se integran en mayor o menor grado y sutileza dentro de una nutrida Red de Poder Global. Sus promotores a menudo la describen como “el concierto de las naciones…”.
CRONICA DE LA REUNION DEL GRUPO BILDERBERG 2013 en Inglaterra
En verdad, lo que los une es la búsqueda por imponer a toda la humanidad un Gobierno Mundial formalmente ‘público (para que sus decisiones tenga fuerza de ley ‘urbi et orbi’, y nadie pueda escapar a sus decisiones, imposiciones y órdenes), pero controlado desde el ámbito ‘privado’ (que es donde hoy reside el Poder Real: podríamos decir que la Privatización del Poder es uno de los fenómenos geopolíticos clave de las últimas décadas).
La trampa que nos preparan es terrible: un Gobierno Mundial formalmente público que contará con el aval ‘democrático‘ del voto de los pueblos que lo ‘elegirán‘; pero donde las ‘opciones‘ que enfrentaremos serán cada vez más estrechas. Pues desde ese mismo poder privado manejado por el dinero, las ‘opciones democráticas’ son predeterminadas en sus alcances, predigeridas en su concepción y predecididas por poderosos operadores.
Esto ya rige en la mayoría de los países, donde los dueños del poder tienen la desfachatez de llamarlo “democracia“. Ahora pretenden imponerlo a nivel mundial…
Dentro de este esquema Bilderberg es una de las instancias decisorias, quizás la más relevante con perfil público, que conduce –mejor dicho, que nos empuja y arrastra– hacia ese sueño mesiánico de erigir un Gobierno Mundial.
Las 138 poderosas personalidades reunidas en el Grove Hotel no solo tienen objetivos e intereses en común; también los une el espanto ante cinco poderosos enemigos. Efectivamente, desde la óptica de Bilderberg y sus socios, existen cinco ‘Enemigos Públicos’, por así decirlo, a los que combaten despiadadamente:
Enemigo Público No. 1: el estado-nación soberano. ¿Por qué? Porque un estado realmente soberano cumple tres misiones indelegables:
  1. Promover el Bien Común de la mayoría del pueblo;
  2. Defender a ultranza su Interés Nacional
  3. Identificar a amigos y enemigos, previendo amenazas (que debe conjurar) y oportunidades (que deben aprovecharse inteligentemente).
Enemigo Público No. 2: la moneda soberana no generadora de interés, que todo estado puede y debe utilizar, emitiendo la cantidad que necesita la economía real del trabajo y la producción. Hoy, casi todos los estados están subordinados a los dueños del poder global. Controlan sus bancos centrales haciendo que incumplan esta función primordial soberana. Así, despejan el camino para los megabancos privados que emiten su ‘moneda privada’ generadora de billones en intereses. Resultado: individuos, organizaciones y estados nacionales irremediablemente endeudados para siempre;
Enemigo Público No. 3: el rechazo masivo del sistema de deuda usuraria en todas sus formas;
Enemigo Público No. 4: Instituciones republicanas independientes del poder del dinero. Solo así podrá haber auténtica democracia, en lugar de la falsa y enferma democracia financiada por los millones y millones de dólares de bancos, empresas, narcos y corrupción que hoy sufrimos en casi todos los países del mundo;
Enemigo Público No. 5: los valores tradicionales de todos los pueblos, sean cristianos, musulmanes, budistas… Valores sanos y dignos como: honor, verdad, lealtad, disciplina, perseverancia, trabajo, libertad, valentía, solidaridad… Por algo esa usina de anticultura y decadencia que es Hollywood trabaja permanentemente para subvertir todo lo bueno, bello y profundo que hay en nuestra cultura y en la vida.
Por ejemplo, el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, acaba de señalar que gracias a las minorías que manejan Hollywood “el matrimonio gay es hoy una realidad”, no solo en su país sino también en Francia, Argentina y decenas de otras naciones. ¿Se imaginan las patologías psíquicas entre el creciente número de niños que tienen ‘dos mamás’ o ‘dos papás’? Los psicólogos freudianos llenarán sus bolsillos con estos futuros enfermos del Nuevo Orden Mundial… Amén que la militancia homosexual, junto con el aborto, promueve otra de las prioridades de las élites agrupadas en torno a Bilderberg: la despoblación del planeta.
Bilderberg: ¿Quiénes son realmente?
RT acaba de publicar la nómina completa, ‘Quien está invitado a la reunión Bilderberg 2013‘. No repetiremos esos datos aunque señalamos la manera en la que los participantes de Bilderberg se insertan en poderosísimas estructuras copadas por el Nuevo Orden Mundial: corporaciones, megabancos, gobiernos, think-tanks, multimedios…
En cierta manera, operan como una suerte de gran ‘orquesta’ en la que cada operador ejecuta su ‘instrumento’: megabanco, multinacional, multimedio, cátedra universitaria, funcionario de gobierno u otro puesto de alto poder. Como toda gran orquesta, para que ‘suene’ como se pretende necesita tener un ‘director’ cuya función es asegurar silenciosamente que todos ‘toquen’ su parte correctamente; no a su capricho, sino según una ‘partitura’ que, en el caso de una sinfonía clásica, pudo haber sido compuesta hace dos, tres o más siglos…
De manera similar operan Bilderberg y la Red de Poder Real Global: ellos son los ‘directores silenciosos’ del ‘concierto de las naciones’ y su ‘partitura’ les viene de larga –larquísima– data…
Algunos participantes ‘en red’:
  • Carl Bildt, ministro de Asuntos Exteriores y ex primer ministro sueco; director de la Trilateral Commission (TC), poderoso think-tank fundado por Rockefeller/Kissinger/Brzezinski;
  • Beatriz, reina renunciante de Holanda, hija del fundador de Bilderberg y principal accionista de Royal Dutch Shell;
  • Donald Graham, dueño y presidente del imperio ‘The Washington Post’; miembro de la TC y del think-tank Council on Foreign Relations (CFR);
  • Henry Kissinger, asesor permanente del Gobierno de EE.UU., ex secretario de Estado; Kissinger Associates; director del CFR, director vitalicio de la TC;
  • Christine Lagarde, jefa del FMI, ex presidenta del poderoso estudio jurídico Baker & McKenzie de Chicago, EE.UU.;
  • Mario Monti, director para Europa de la TC; primer ministro de Italia hasta abril 2013 (reemplazado por Enrico Letta, también miembro de la TC;
  • Richard Perle, subsecretario de estrategia global en el Pentágono bajo George W. Bush; uno de los culpables de la destrucción de Irak en 2003; sionista fanático; directivo del think-tank neoconservador AEI (American Enterprise Institute);
  • Robert Rubin, ex secretario del Tesoro de Clinton; junto a Lawrence Summers y Timothy Geithner (ambos CFR/TC) causó la debacle financiera del 2008 al anular la ley Glass-Steagal; directivo de CitiCorp; copresidente del CFR; miembro de la TC.
  • Peter Sutherland, presidente de Goldman Sachs International; presidente de la London School of Economics; ex presidente de BP; presidente honorario de la TC;
  • Robert Zoellick, ex presidente del Banco Mundial; miembro del CFR y TC.
La lista es extensa… Entre los participantes Bilderberg de este año hallamos a los máximos funcionarios de:
  • Bancos: Deutsche Bank, Barclays, Goldman Sachs, HSBC, Lazard Freres, Mediobanca Italia, James Wolfensohn, Austrian Control Bank, inversoras KKV, AB (Wallenberg);
  • Seguros: AXA (su presidente y CEO Henri de Castries preside Bilderberg), Zurich, Prudential;
  • Telecomunicaciones/Informática: Telecom Italia, Microsoft, Google, Amazon;
  • Gobiernos: Gobernantes y ministros de España, Finlandia, Francia, Reino Unido, Turquía, Dinamarca, Noruega, Canadá, EE.UU., Bélgica, Suiza, Unión Europea. Políticos del Reino Unido, Italia, Alemania, Turquía, Francia, Portugal, Unión Europea, EE.UU. Militares de EE.UU.: (el ex director de la CIA, el general David Petraeus) y Europa (el comandante del Eurocuerpo, Olivier de Bavinchove);
  • Universidades: Harvard, London Business School, Oxford, Leiden, Kings, Princeton, London School of Economics;
  • Think-Tanks: American Enterprise Institute, TC, Hoover, CFR, Hudson, Carnegie…
  • Medios: The Economist, Financial Times, Washington Post;
  • Industria: Alcoa, Techint, Siemens, British Aerospace, Airbus, Heineken, Michelin, Novartis, BP, Royal Dutch Shell.
Digamos que cuando estos señores y señoras se reúnen para intercambiar ideas y propuestas, evaluar, negociar, pactar y decidir, claramente su poder para imponer sus objetivos e intereses no es nada despreciable…
Bilderberg: ¿Cómo operan realmente?

Insistimos: es un error considerar a Bilderberg aisladamente. Digamos que Bilderberg es lo más alto de la pirámide del poder mundial que se ve públicamente; la más elevada instancia decisoria que podemos conocer.
Si miramos hacia abajo, vemos los entes que analizan, evalúan y planifican el Nuevo Orden Mundial en todas sus facetas: política, económica, financiera, monetaria, académica, mediática, militar, geopolítica, que incluso instalan nuevos paradigmas colectivos receptivos a los intereses del nuevo orden mundial.
Entre esos entes vemos al CFR, TC, AEI, CSIS, Chatham House, Rand, Tavistock, Hudson, Hoover, Montpelier…
En Latinoamérica, sus ‘vasos comunicantes’ incluyen a la Americas Society (siempre dirigida por Rockefeller, Kissinger y sus compañeros de viaje) y a ‘consejos’ locales como el CARI argentino y sus pares en Chile, Brasil, Colombia, México y otros países. Todos reconocen un alineamiento (y subordinación) hacia lo que denominan el ‘consejo de los consejos’: el neoyorquino Council on Foreign Relations…
Si miramos hacia arriba, poco o nada vemos, aunque algo podemos inferir: logias masónicas, quizás… El ápice de la pirámide del poder mundial seguramente está muy poco poblada.
Se puede inferir una pequeña ‘mesa redonda’ (¿o triangular?) que reúne a las máximas autoridades planetarias: jamás elegidas en democrática compulsa pues estos individuos se suceden generación tras generación por imperio del poder del dinero.
Si tuviéramos que aventurar algunos apellidos, diremos que en esa mesa de ‘doce apóstoles’ (les encanta esta clase de simbologías) seguramente habrá algún Rockefeller, Rothschild, Mountbatten, Schiff, Warburg, Agnelli, Borbón, Weill, Oranje-Nassau
Más aún: si Arturo tuvo 12 caballeros y Jesús 12 apóstoles, en su demoníaca simbología invertida quizás pretendan que la venidera máxima autoridad planetaria –su satánico ‘rey del mundo’– presida sobre 21 apóstoles. Pero a esas alturas del poder mundial, nuestra visión se turba…
Lo que sí sabemos es que todo lo que emana de ese soberbio sitial es nocivo para los pueblos libres del mundo. La clave de nuestra salvación bien podría provenir de los cinco ‘enemigos públicos’ del poder mundial. ¿Habrán de servirnos entonces como Banderas de Liberación?
Adrian Salbuchi para RT

6/04/2013

La lista completa de los asistentes a la reunión del Grupo Bilderberg

Con el secretismo que le caracteriza, Bilderberg celebra su cita anual, esta vez en Watford, Reino Unido
La reunión anual del Club Bilderberg, paradigma en varias teorías de la conspiración del gobierno mundial en la sombra, ya tiene lista conocida de participantes. Al igual que en 2012, habrá un representante del Gobierno de Mariano Rajoy. El año pasado, fue la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y esta vez será el ministro de Economía, Luis de Guindos. Es muy recomendable hablar inglés, lo que descarta a Montoro.
Los otros invitados españoles son el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, y el de Inditex, Pablo Isla.
La influencia que se concede a esta reunión se debe a su secretismo. A diferencia de otros muchos cónclaves internacionales –el caso típico es el de Davos–, Bilderberg siempre ha cerrado sus puertas a los medios de comunicación y ha mantenido en general la discreción sobre los temas que se discuten dentro.
Lo que no se puede negar es que el plantel de primeros ministros, ministros de Exteriores y Hacienda, altos directivos de las mayores empresas, bancos y medios de comunicación del mundo, líderes de la oposición y profesores universitarios es espectacular.
Este año tiene lugar en un hotel en la localidad británica de Wartford en medio de grandes medidas de seguridad. Se celebra cada año desde 1954. Sólo falló en un año, 1976, por un detalle ciertamente embarazoso. El presidente fundador del grupo, el príncipe Bernardo de Holanda, fue descubierto recibiendo sobornos del Grupo Lockheed por la venta de armamento.
Esta es la lista completa de los participantes en la reunión de 2013 tal y como la ha publicado el Telegraph.
–Presidente de la reunión: Henri de Castries, presidente y consejero delegado de AXA.
–Paul M. Achleitner, presidente del consejo de supervisión del Deutsche Bank.
–Josef Ackermann, presidente del consejo de Zurich Insurance.
–Marcus Agius, ex presidente de Barclays.
–Helen Alexander, presidente de UBM.
–Roger C. Altman, presidente ejecutivo de Evercore Partners.
–Matti Apunen, director del think tank EVA.
–Susan Athey, profesora de economía en la Escuela de Negocios de Stanford.
–Asli Aydintasbas, columnista del periódico turco Milliyet.
–Ali Babacan, viceprimer ministro turco para asuntos económicos.
–Ed Balls, número dos de los laboristas británicos.
–Francisco Pinto Balsemão, presidente y consejero delegado de IMPRESA, y exprimer ministro portugués.
–Nicolas Barré, director del diario económico francés Les Echos.
–José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea.
–Nicolas Baverez, directivo del bufete de abogados Gibson, Dunn & Crutcher.
–Olivier de Bavinchove, jefe del Eurocuerpo y exjefe de Estado Mayor de las FFAA francesas.
–John Bell, profesor de la Universidad de Oxford.
–Franco Bernabè, presidente y consejero delegado de Telecom Italia.
–Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon.
–Carl Bildt, ministro sueco de Exteriores.
–Anders Borg, ministro sueco de Hacienda.
–Jean François van Boxmeer, consejero delegado de Heineken.
–Svein Richard Brandtzæg, presidente y consejero delegado de Norsk Hydro.
–Oscar Bronner, editor del diario austriaco Der Standard.
–Peter Carrington, expresidente honorario de las reuniones del Grupo Bilderberg.
–Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo Prisa.
–Edmund Clark, presidente y consejero delegado de TD Bank Group.
–Kenneth Clarke, ministro sin cartera del Gobierno británico.
–Bjarne Corydon, ministro danés de Hacienda.
–Sherard Cowper-Coles, director de desarrollo de negocios internacionales de BAE Systems.
–Enrico Cucchiani, consejero delegado de Intesa Sanpaolo.
–Etienne Davignon, ministro belga y expresidente de las reuniones del Grupo Bilderberg.
–Ian Davis, directivo de McKinsey.
–Robbert H. Dijkgraaf, director y profesor del Institute for Advanced Study.
–Haluk Dinçer, presidente de Sabanci Holding.
–Robert Dudley, consejero delegado de BP.
–Nicholas N. Eberstadt, responsable de política económica del American Enterprise Institute.
–Espen Barth Eide, ministro noruego de Exteriores.
–Börje Ekholm, presidente y consejero delegado de Investor AB.
–Thomas Enders, consejero delegado de EADS.
–J. Michael Evans, vicepresidente de Goldman Sachs.
–Ulrik Federspiel, vicepresidente ejecutivo de Haldor Topsøe.
–Martin S. Feldstein, profesor de economía de la Universidad de Harvard.
–François Fillon, exprimer ministro francés.
–Mark C. Fishman, presidente del Instituto de Investigación biomédica Novartis.
–Douglas J. Flint, presidente de HSBC.
–Paul Gallagher, exfiscal general de Irlanda.
–Timothy F Geithner, exsecretario del Tesoro de EEUU.
–Michael Gfoeller, consultor de asuntos políticos de EEUU.
–Donald E. Graham, presidente y consejero delegado de The Washington Post.
–Ulrich Grillo, consejero delegado de Grillo-Werke.
–Lilli Gruber, periodista italiana del canal La 7 TV.
–Luis de Guindos, ministro español de Economía.
–Stuart Gulliver, consejero delegado de HSBC.
–Felix Gutzwiller, miembro del Consejo Suizo de Estados.
–Victor Halberstadt, profesor de economía de la universidad de Leiden University.
–Olli Heinonen, académico del Belfer Center for Science and International Affairs, de Harvard.
–Simon Henry, director financiero de Royal Dutch Shell.
–Paul Hermelin, presidente y consejero delegado del Grupo Capgemini.
–Pablo Isla, presidente y consejero delegado del Grupo Inditex.
–Kenneth M. Jacobs, presidente y consejero delegado de Lazard.
–James A. Johnson, presidente de Johnson Capital Partners.
–Thomas J. Jordan, presidente del Consejo del Swiss National Bank.
–Vernon E. Jordan, Jr., director ejecutivo de Lazard Freres & Co.
–Robert D. Kaplan, analista gepolítico jefe de Stratfor.
–Alex Karp, consejero delegado de Palantir Technologies.
–John Kerr, miembro de la Cámara de los Lores.
–Henry A. Kissinger, presidente de Kissinger Associates y exsecretario de Estado norteamericano.
–Klaus Kleinfeld, presidente y consejero delegado de Alcoa.
–Klaas H.W. Knot, presidente de De Nederlandsche Bank.
–Mustafa V Koç,. presidente de Koç Holding.
–Roland Koch, consejero delegado de Bilfinger.
–Henry R. Kravis, presidente y consejero delegado de Kohlberg Kravis Roberts & Co.
–Marie-Josée Kravis, académico del Hudson Institute.
–André Kudelski, presidente y consejero delegado del Grupo Kudelski.
–Ulysses Kyriacopoulos, presidente de S&B Industrial Minerals.
–Christine Lagarde, directora del FMI.
–J. Kurt Lauk, presidente del Consejo Económico de la CDU alemana.
–Lawrence Lessig, profesor de la Facultad de Derecho de Harvard.
–Thomas Leysen, presidente del Consejo de Directores del Grupo KBC.
–Christian Lindner, exsecretario general del Partido Liberal alemán.
–Stefan Löfven, líder del Partido Socialdemócrata sueco.
–Peter Löscher, presidente y consejero delegado de Siemens.
–Peter Mandelson, presidente de Lazard International y exministro en los Gobiernos de Blair y Brown.
–Jessica T. Mathews, presidente del Carnegie Endowment for International Peace.
–Frank McKenna, presidente de Brookfield Asset Management.
–John Micklethwait, director de The Economist.
–Thierry de Montbrial, presidente del Instituto Francés de Relaciones Internacionales.
–Mario Monti, exprimer ministro italiano.
–Craig J. Mundie, consejero principal del consejero delegado de Microsoft.
–Alberto Nagel, consejero delegado de Mediobanca.
–Princesa Beatriz de Holanda.
–Andrew Y.Ng, cofundador de Coursera.
–Jorma Ollila, presidente de Royal Dutch Shell.
–Omand, profesor del King's College de Londres.
–George Osborne, ministro británico de Hacienda.
–Emanuele Ottolenghi, académico de la Foundation for Defense of Democracies.
–Soli Özel, profesor de la universidad Kadir Has y columnista del periódico turco Habertürk.
–Alexis Papahelas, director del periódico griego Kathimerini.
–Safak Pavey, diputado turco.
–Valérie Pécresse, diputada francesa.
–Richard N. Perle, académico del American Enterprise Institute y ex subsecretario del Pentágono.
–David H. Petraeus, exdirector de la CIA.
–Paulo Portas, viceministro portugués de Exteriores.
–J. Robert S Prichard, presidente de Torys.
–Viviane Reding, vicepresidenta y comisaria de Justicia de la Comisión Europea.
–Heather M. Reisman, consejero delegado de Indigo Books & Music.
–Hélène Rey, profesor de economía de la London Business School.
–Simon Robertson, abogado de Partner, Robertson Robey Associates y vicepresidente de HSBC.
–Gianfelice Rocca, presidente del Grupo Techint.
–Jacek Rostowski, viceprimer ministro y ministro polaco de Hacienda.
–Robert E. Rubin, copresidente del Council on Foreign Relations y exsecretario del Tesoro de EEUU.
–Mark Rutte, primer ministro de Holanda.
–Andreas Schieder, ministro de Hacienda de Austria.
–Eric E. Schmidt, presidente ejecutivo de Google.
–Rudolf Scholten, miembro del Consejo de Directores del Oesterreichische Kontrollbank.
–António José Seguro, secretario general del Partido Socialista Portugués.
–Jean-Dominique Senard, consejero delegado del grupo Michelin.
–Kristin Skogen Lund, directora general de la Confederación de Empresas Noruegas.
–Anne-Marie Slaughter, profesora de la universidad de Princeton.
–Peter D. Sutherland, presidente de Goldman Sachs International.
–Martin Taylor, expresidente de Syngenta.
–Tidjane Thiam, consejero delegado de Prudential.
–Peter A. Thiel, presidente de Thiel Capital.
–Craig B. Thompson, presidente y consejero delegado del Centro contra el Cáncer Memorial Sloan-Kettering.
–Jakob Haldor Topsøe, directivo de AMBROX Capital.
–Jutta Urpilainen, ministra finlandesa de Hacienda.
–Daniel L. Vasella, presidente honorario de Novartis.
–Peter R. Voser, consejero delegado de Royal Dutch Shell.
–Brad Wall, primer ministro de la provincia canadiense de Saskatchewan.
–Jacob Wallenberg, presidente de Investor.
–Kevin Warsh, académico del The Hoover Institution en la universidad de Stanford.
–Galen G.Weston, presidente ejecutivo de Loblaw Companies.
–Baronesa Williams of Crosby, miembro de la Cámara de los Lores.
–Martin H. Wolf, columnista del Financial Times.
–James D. Wolfensohn, presidente y consejero delegado de Wolfensohn, y expresidente del Banco Mundial.
–David Wright, vicepresidente de Barclays.
–Robert B. Zoellick, académico del Peterson Institute for International Economics y expresidente del Banco Mundial.

Luis de Guindos, invitado español a la reunión del Club Bilderberg

Luis de Guindos, invitado español a la reunión del Club Bilderberg
Este es el hotel de Watford en el que tendrá lugar la reunión del Bilderberg.

La próxima reunión del célebre Club Bilderberg tendrá lugar entre el 6 y el 9 de junio en el lujoso Grove Hotel de la localidad británica de Watford, situada en Hertfordshire, a unos 34 kilómetros al noroeste de Londres. Según American Free Press e Infowars, las principales agencias encargadas de informar sobre dicha organización, ya conocemos con seguridad los nombres de dos de sus participantes, como informa Jurriaan Maessen en dicha página. Estos son el líder del partido socialdemócrata sueco, Stefan Löfven, y el ministro de Economía español, Luis de Guindos.
De Guindos asiste invitado por Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa y habitual del Club Bilderberg desde 2006, lo que, en opinión de dichas organizaciones, “desvela la voluntad del Bilderberg de asegurarse de que sus políticas proeuropeas sean comunicadas de manera apropiada a los oficiales españoles”, especialmente en lo que concierne a la necesidad de implementar medidas de austeridad. La presencia del ministro tiene un objetivo semejante a la comparecencia del año pasado de Soraya Sáenz de Santamaría, quien, como señaló el experto en la organización Daniel Estulin, “recibió una dosis de humildad cuando trató de impulsar el tema de la ‘responsabilidad’ diciendo a sus colegas de Bilderberg alemanes que deben emitir eurobonos para salvar el sistema. La respuesta fue más que elocuente: ‘Vete a jugar al parque, pequeña’”.
El Bilderberg defiende las políticas de austeridad Los miembros de la Familia Real española, con el rey Juan Carlos y la reina Sofía a la cabeza, también son asiduos a las reuniones del Bilderberg. Otros españoles que han asistido a dichas reuniones son el político socialista Joaquín Almunia, el presidente ejecutivo de Telefónica, César Alierta, o el director general de La Caixa, Juan María Nin. También Bernardino León Gross, secretario general de la Presidencia del Gobierno durante el segundo gobierno de Rodríguez Zapatero.
Una organización con más de medio siglo de historia
Esta reunión del Club Bilderberg no será como la de todos los años. En parte, porque su agenda será muy diferente a la de 2012, cuando la reunión se celebró en Chantilly (Virginia); en parte, porque el periodista considerado como el principal informador de los encuentros del Bilderberg y cuyas fuentes provenían directamente de los miembros de dicho club, Jim Tucker, falleció el pasado 26 de abril; y también, porque el enigma que ha envuelto este tipo de reuniones desde que arrancaron en 1954 impulsadas por el político polaco Joseph Retinger ha desaparecido, impulsando un gran número de protestas de grupos antiglobalización.
El Club Bilderberg ha sido frecuentemente objeto de multitud de teorías conspirativas y su elitismo (tan sólo 130 personas acuden a las reuniones, por invitación personal, y estos suelen ser políticos, magnates y empresarios de primerísima línea) ha fomentado esta concepción, pero lo cierto es que su funcionamiento es más bien el de un poderosísimo lobby con influencia mundial sobre las políticas que se seguirán durante el año siguiente. Como el economista, periodista y político inglés Will Hutton lo denominó en su día, los miembros del Bilderberg son “los altos sacerdotes de la globalización”. Pero ¿qué sabemos de la reunión del club que tendrá lugar la próxima semana?
La auténtica agenda de este año

Los temas a discutir durante este año han sido objeto de especulación en multitud de redes sociales. Sin embargo, Infowars, que el pasado tuvo acceso a información de primera mano sobre el Bilderberg, indica que los temas a tratar serán los siguientes: acabar con las armas nucleares de Irán en un período no superior a los tres años, armar a las facciones anti-Bashar al-Assad en Siria con el objetivo de prolongar la guerra, enfrentarse al hipotético riesgo de una pandemia global, controlar las impresoras 3D, aumentar el control de la red mediante la ciberresiliencia y, en una onda muy orwelliana, establecer un Ministerio de la Verdad. Otros temas citados son el desarrollo de ciudades inteligentes, conseguir que Gran Bretaña no abandone la Unión Europea o evitar una nueva burbuja inmobiliaria. Aunque algunos de estos puntos suenen un tanto improbables, lo que es cierto es que en la reunión se discutirán importantes cuestiones de política internacional y economía global.
El Google Zeitgeist se celebra en el mismo lugar en el que se celebra la reunión del Club BilderbergHay quien ha llamado este Bilderberg el “Googleberg”. Para empezar, porque el CEO de la compañía, Eric Schmidt, ha acudido a sus reuniones desde el año 2011. Pero también porque la conferencia que Google organiza anualmente bajo el hombre de Zeitgeist nace con un espíritu muy similar al de las reuniones del Bilderberg y muchos de sus asiduos (como Stephen Hawking) repiten en las reuniones de este. Un último y llamativo dato: el Google Zeitgeist suele celebrarse en el mismo hotel de Watford en el que tendrá lugar la reunión del Bilderberg esta semana.
Occupy Bilderberg
En un pasado, las reuniones de la organización se celebraban en el mayor de los secretos (hasta el punto de llegar a calificarse como “clandestinas”), pero la globalización y las tecnologías de la información han provocado que cada vez conozcamos más datos sobre lo que rodea al Club Bilderberg. Por ejemplo, la propia alcaldesa de Watford, Dorothy Thornhill, manifestó al periódico local The Watford Observer su preocupación “porque atrae a la clase de gente que puede causar violencia y disturbios”, aunque se mostraba confiada en que la policía pudiese “minimizar los riesgos y garantizar el derecho a la protesta” de los manifestantes.
Thornhill se refería así al Bilderberg Fringe Festival que diversos manifestantes han organizado y que puede disparar astronómicamente el coste de la seguridad. Aunque la policía no quiere dar datos concretos, se cree que se pueden afrontar “costes excepcionales o inesperados” que ascienden, según algunas fuentes, al millón y medio de libras, que puede salir de los impuestos de los ingleses. La última vez que el Club Bilderberg se reunió en el Reino Unido fue en Tumberry (Escocia) en 1998.
Mientras el Bilderberg es cerrado, oscuro y sombrío, nosotros somos abiertos, felices y libresEl Bilderberg Fringe Festival se presenta a sí mismo como un festival para todos, único y gratuito, con el objetivo de “unir a los políticamente conscientes” y “estimular los corazones y las mentes”. “Mientras el Bilderberg es cerrado, oscuro y sombrío, nosotros somos abiertos, felices y libres”, indican en su página web. “Ellos pueden tener mejores spas, pero nosotros tenemos mejores chai”. En dicho festival tendrán lugar las actuaciones de grupos musicales como Will & the People, Le Shark o la pinchada de Jamie Reynolds de los Klaxons. Además, participan diversos conferenciantes como Alex Jones, periodista, teórico de la conspiración. Muchos han calificado estos eventos bajo el nombre de Occupy Bilderberg. El propio Jones afirmaba recientemente que el Club Bilderberg, que define como “el auténtico Gobierno en las sombras”, “no tiene ningún respeto por los procesos democráticos”. En 2006, el periodista fue arrestado por las autoridades canadienses cuando asistía a la reunión del Bilderberg.
Un caso curioso es el de Luke Rudkowski, activista político y fundador del colectivo libertario We Are Change, que ha acudido durante los últimos años a todos los encuentros del Club Bilderberg y que, junto a Jones, es considerado por las autoridades como uno de los posibles “alborotadores”. Este año, el neoyorquino ha arrancado con una campaña de crowdfunding para pagar billetes de avión, equipamiento de vídeo y sufragar otros costes que le permitan retransmitir la reunión de este año.

ractales Arte Lineas de Nazca Valdeande oferta de viajes ofertas viajes ultima hora libros electronicos insurance life